logo separador1 Veteranos de Béisbol de Córdoba

Reglas Oficiales de Béisbol

Puestas en vigencia por la Confederación Panamericana de Béisbol en el año 2001


Regla 01

Regla 02

Regla 04

Regla 05

Regla 06

Regla 07

Regla 08

Regla 09

Regla 10

  Regla anterior

 Página inicial

Regla siguiente 


3.00 Pasos Preliminares al juego

3.01 Antes de comenzar de un juego el árbitro deberá:

a) Requerir la observancia de todas las reglas que rigen los implementos de juego y el equipo de los jugadores.

b) Estar seguro que todas las líneas del campo de juego (las líneas más oscuras que se observan en los Diagramas Nº 1 y Nº 2) estén marcada con cal, yeso u otro material blanco que se pueda distinguir fácilmente del terreno o del césped.

c) Recibir del home club el suministro de pelotas reglamentarias, cuya cantidad y manufactura deben ser certificadas para el home club por el presidente de la liga. Cada pelota estará en un paquete o caja sellada con la firma del presidente de la liga, y  dicho sello no será roto hasta momentos antes de comenzar el juego siendo entonces cuando el árbitro debe abrir el paquete o caja para inspeccionar la bola y quitarle el brillo. El árbitro será el único juez que determinará las condiciones de las bolas que van a ser usadas en el juego.

d) Asegurarse que el home club tiene por lo menos en su reserva una docena de pelotas reglamentarias a disposición inmediata para ser usadas si se necesitan.

e) Tener en su poder al menos dos pelotas para alternar, debiendo requerir el reabastecimiento de dichas bolas para alternarlas tantas veces como sea necesario en el transcurso del juego. Tales bolas para alternar se pondrán en juego cuando:

1. Una bola haya sido bateada fuera del campo de juego dentro del área de los espectadores.

2. Una pelota se torne descolorida o no apta para ser utilizada.

3. El lanzador solicite que le cambien la bola.

El árbitro no le entregará al lanzador una bola para alternar hasta que la jugada haya terminado y la bola que previamente se estaba usando esté muerta. Después que una pelota tirada o bateada salga fuera del terreno, el juego no será reanudado con una bola nueva hasta que los corredores hayan llegado a las bases a las cuales ellos tienen derecho. Después que un home run sea conectado fuera del campo de juego, el árbitro no le enviará una nueva bola al lanzador o al receptor hasta que el jugador que conectó el home run haya cruzado home.

3.02  Ningún jugador intencionalmente le quitará el color o dañará la bola frotándola con tierra, resina, parafina, papel de lija, papel esmeril u otras sustancias extrañas.

PENALIDAD: El árbitro solicitará la bola y retirará del juego al infractor. En caso de que el árbitro no pueda identificar al infractor y si el lanzador le lanza al bateador dicha pelota descolorida o dañada, el lanzador será inmediatamente retirado del juego y será suspendido automáticamente por diez días.

3.03  Un jugador o jugadores pueden ser sustituidos durante un juego en cualquier momento en que la bola esté muerta. Un jugador sustituto bateará en la posición del jugador reemplazado, en el orden al bate del equipo. Una vez que un jugador haya sido retirado del juego no podrá participar más en ese juego. Si un sustituto entra en el juego en lugar de un director-jugador, dicho director puede continuar actuando en las líneas del asistente a su discreción.  Cuando dos o más jugadores sustitutos del equipo de la defensiva entren en el juego al mismo tiempo, el director deberá, inmediatamente antes de que ocupen sus posiciones en el campo, indicar al árbitro principal las posiciones de dichos jugadores en el orden al bate del equipo y el  árbitro principal a su vez se lo notificará al anotador oficial. Si esta información no es dada inmediatamente al árbitro principal, él tendrá la autoridad para disponer el turno que han de ocupar dichos sustitutos en el orden al bate de su equipo.

Un lanzador puede cambiar a otra posición solamente una vez durante la misma entrada: por ejemplo al lanzador no le será permitido asumir otra posición que no sea la que él desempeña más de una vez en la misma entrada.

A cualquier jugador otro que no sea un lanzador que sustituya a un jugador lesionado le será permitido realizar cinco tiros de calentamiento. (Ver Regla 8.03 para los lanzadores).

3.04  Un jugador cuyo nombre esté en el orden de bateo de su equipo no podrá convertirse en corredor sustituto de otro miembro del equipo.

Esta regla está designada a eliminar la práctica de utilizar los así llamados corredores de cortesía.  A ningún jugador en el juego le será permitido actuar como corredor de cortesía por un compañero del equipo. Ningún jugador que haya estado en el juego y haya sido retirado por un sustituto podrá retornar como un corredor de cortesía Cualquier jugador que no esté en la alineación, si es usado como corredor, se le considerará como un jugador sustituto.

3.05  a) El lanzador designado en el orden al bate entregado al árbitro principal como está   previsto en las Reglas 4.01 (a) y 4.01 (b), le lanzará al primer bateador o a cualquier bateador sustituto hasta que dicho bateador sea puesto out o llegue a primera base, a menos que el lanzador sufra una lesión o enfermedad la cual, a juicio del árbitro principal, lo incapacite para seguir actuando como lanzador.

b) Si el lanzador es reemplazado, el lanzador sustituto le lanzará al bateador que se     encuentre al bate o a cualquier bateador sustituto, hasta que dicho bateador sea puesto out o llegue a primera base, a menos de que el lanzador sustituto sufra una lesión o enfermedad la cual, a juicio del   árbitro principal , lo incapacite para seguir actuando como lanzador.

c) Si se hace una sustitución impropia por el lanzador, el árbitro ordenará el retorno al juego del lanzador propio hasta que lo dispuesto en esta regla sea cumplimentado. Si el lanzador impropio le es permitido lanzar, cualquier jugada que resulte es legal. El lanzador impropio se convierte en el lanzador propio tan pronto como realice su primer lanzamiento al bateador, o tan pronto como cualquier corredor sea puesto out.

Si un director de equipo pretende sustituir a un lanzador infringiendo la Regla 3.05 (c), el árbitro notificará al director del equipo infractor que eso no se puede hacer.  Si, por casualidad, el árbitro principal a causa de un descuido ha anunciado la entrada del lanzador impropio, él debe a pesar de esto, rectificar la situación antes de que el lanzador impropio realice un lanzamiento.   Tan pronto como el lanzador impropio realice un lanzamiento se convierte en el lanzador propio.

3.06  El director notificará inmediatamente cualquier sustitución al árbitro principal y le señalará el lugar que ocuparán los sustitutos en el orden al bate.

Los jugadores que hayan sido sustituidos pueden permanecer con su equipo en el banco o pueden “calentar” a los lanzadores.  Si un director se sustituye a sí mismo por otro jugador, él puede continuar dirigiendo a su equipo desde el banco o desde el cajón del asistente.  Los árbitros no le permitirán a los jugadores que han sido sustituidos, y que pueden permanecer en el banco, dirigirse en forma incorrecta a cualquier jugador o al director de equipo contrario, o a los árbitros.

3.07  El árbitro principal, después de haber sido notificado, anunciará inmediatamente, o hará que sea anunciada, cada sustitución.

3.08  a) Si no se hiciera el anuncio de una sustitución, el sustituto se considerarán que ha entrado al juego cuando:

1. Si es un lanzador, ocupe su posición en la goma.

2. Si es un bateador, ocupe su posición en el cajón del bateador.

3. Si es un fildeador, ocupe la posición usualmente ocupada, por el fildeador que él ha  reemplazado, y el juego sea reanudado.

4. Si es un corredor, cuando tome la posición del corredor a quien haya sustituido.

b) Cualquier jugada realizada por, o sobre, cualquiera de los antes mencionados sustitutos no anunciados será legal.

3.09  Los jugadores en uniforme no se dirigirán ni se mezclarán con los espectadores, ni se sentarán con los espectadores, ni se sentarán en las graderías antes del juego, durante el juego, o después del juego.  Ningún director, asistente o jugador se dirigirá a ningún espectador antes o durante el juego. Los jugadores de los equipos no podrán fraternizar en ningún momento mientras estén uniformados.

3.10   a) El director del equipo local será el único juez para decidir si un juego se puede comenzar debido               al mal tiempo o a las malas condiciones del terreno de juego, excepto cuando se trate del               segundo juego de un doble encuentro. EXCEPCIÓN: Cualquier liga puede autorizar permanen-              temente a su presidente para suspender la aplicación de esta regla, al objeto de que esa liga               durante las últimas semanas del campeonato pueda asegurar que el mismo sea decidido cada               año por sus propios méritos. Cuando haya que posponer, o dejar de efectuar un juego en las               series finales de un campeonato entre dos equipos, cualquier equipo que pudiera afectar la               posición final de cualquier equipo, en la liga, el presidente, por apelación de cualquier equipo de               la liga puede asumir la autoridad que otorga esta regla al director del equipo local.

b) El árbitro principal del primer juego será el único juez para decidir si el segundo juego de un doble encuentro no podrá comenzarse a causa del mal tiempo o de las malas condiciones del terreno de juego.

c) El árbitro principal será el único juez para decidir si se debe y cuándo el juego habrá de suspenderse a causa de que las condiciones del tiempo no son apropiadas o por malas condiciones del terreno de juego, también decidirá si se debe y cuándo habrá de reanudarse el juego después de tal suspensión. Él no terminará el juego hasta por lo menos treinta minutos después que el juego haya sido suspendido. Él puede continuar la suspensión tanto tiempo como crea que exista una posibilidad de reanudar el juego.

El árbitro principal tratará en todo momento de completar un  juego. Su autoridad para reanudar el juego a continuación de una o más suspensiones de tantos como de  treinta minutos cada una será absoluta y él terminará un juego solamente cuando haya evidencias de no existir posibilidades de completarlo.

3.11  Entre los juegos de un doble encuentro, o en cualquier momento que un juego sea suspendido a causa del mal estado del terreno de juego, el árbitro principal tendrá el control de los cuidadores del terreno y de sus asistentes, con el propósito de poner el campo de juego en condiciones para jugar.

PENALIDAD: Por la violación, el árbitro principal puede declarar el juego forfeit a favor del equipo visitador.

3.12  Cuando el árbitro suspenda el juego dirá “Time o Tiempo”. Y cuando diga “Play”, la suspensión queda sin efecto y el juego se reanuda. Entre la llamada de “Time o tiempo” y “PLAY o Juego” la bola está muerta.

3.13 El director del equipo local presentará al árbitro principal y al director contrario cualquiera de las reglas de terreno que él considere necesaria para controlar el desborde de espectadores sobre el terreno de juego, las bolas bateadas o tiradas dentro de dichos espectadores, o cualquier otra contingencia. Si estas reglas son aceptadas por el director adversario, ellas serán legales. Si éstas no son aceptadas por de director adversario, el árbitro principal dispondrá y hará cumplir cualquier regla especial de terreno que crea que se hace necesaria debido a las condiciones del terreno, las cuales no estarán en conflicto con las reglas oficiales del juego.

 3.14  Los miembros del equipo a la ofensiva conducirán hacia el banco de los jugadores, todos los guantes y otros implementos que estén en el terreno, mientras su equipo esté al bate. Ningún implemento podrá dejarse sobre el terreno, ni en territorio fair o de foul.

3.15  A ninguna persona se le permitirá permanecer en el campo de juego durante el juego, con excepción de los jugadores y asistentes uniformados, directores, fotógrafos autorizados por el home team, árbitros, oficiales del orden uniformados, vigilantes u otros empleados del home club. En el caso de  que cualquier persona de las aquí autorizadas para permanecer en el campo de juego cometiera una interferencia no intencional sobre una jugada (excepto los miembros del equipo a la ofensiva que participan en el juego, un asistente dentro de su cajón o un árbitro) la bola estará viva en juego. Si la interferencia es intencional la bola será muerta en el momento de la interferencia y el árbitro impondrá tales penalidades como en su opinión puedan anular el acto de interferencia.

NOTA: Véase la Regla 7.11 para las excepciones individuales señaladas anteriormente, y también vea la Regla 7.08 (b).

El problema de la interferencia intencional o no intencional será decidida sobre la base de la acción de la persona.  Por ejemplo:  un cargabates, encargado de recoger las bolas, policías, etc., que trate de evitar el ser tocado por una bola tirada o bateada pero a pesar de eso es tocado por dicha bola, estaría comprendido en la interferencia no intencional. Sin embargo, si patea la pelota o la empuja o la coge en alguna forma, eso se considera una interferencia intencional, sin tener en cuenta cuáles pueden haber sido sus intenciones.

JUGADA:  El bateador conecta un batazo por el campo corto, el torpedero fildea la pelota pero tira mal a primera base.  El asistente de primera base, tratando de evitar ser tocado por la bola tirada, se cae sobre el terreno, el inicialista en su recorrido para recuperar la pelota tropieza con el asistente; finalmente el bateador-corredor se detiene en tercera base.  El interrogante que se plantea es si el árbitro debe declarar interferencia por parte del asistente.  Esto sería a juicio del árbitro y si él considera que el asistente hizo todo lo que pudo para evitar interferir en la jugada, no debe ser declarado interferencia.  Si le parece al árbitro que el asistente sólo estaba aparentando que él trataba de no interferir, debe declarar la interferencia.

3.16  Cuando haya interferencia del espectador con cualquier bola tirada o bateada, la bola será muerta en el momento de la interferencia y el árbitro impondrá tales penalidades como en su opinión puedan anular el acto de interferencia.

Regla Aprobada:  Si la interferencia del espectador claramente impide que un fildeador pueda fildear una bola de fly, el árbitro declarará out al bateador.

Hay una diferencia entre una bola que ha sido  tirada o bateada dentro de las graderías, que toca a un espectador y desde ese momento la bola está fuera de juego aun cuando rebote hacia dentro del terreno, y un espectador que penetra dentro del campo de juego o alcanza  sobre, por debajo o a través de una barrera, valla o cerca y toca una bola en juego, o haciendo contacto o de otra manera interfiere a un jugador. El segundo de los casos es evidentemente intencional y será tratado como una interferencia intencional conforme a la Regla 3.15. El bateador y los corredores serán situados donde a juicio del árbitro habrían estado de no haber ocurrido la interferencia.

Ninguna interferencia será admitida cuando un fildeador se extienda sobre una cerca, una baranda, mecate o dentro de una tribuna para atrapar una pelota, esto lo hace a su propio riesgo, sin embargo, en el caso de que un espectador se extienda hacia el lado del campo de juego de tales cercas, barandas o mecates, y claramente impida al fildeador que atrape la pelota, deberá entonces declarar out al bateador debido a la interferencia del espectador.

Ejemplo:  Corredor en tercera base, un out y el bateador conecta un batazo de fly a lo profundo de los jardines de fair o de foul. El espectador interfiere claramente con el jardinero que trata de fildear el fly.  El árbitro decreta out al bateador por la interferencia del espectador. La bola está muerta desde el momento de la decisión. El árbitro decide que debido a la distancia en que fue conectada la pelota, el corredor de la tercera habría anotado después de la cogida si el fildeador hubiera fildeado la bola, la cual fue interferida por el espectador, por lo tanto, la anotación del corredor es permitida. Éste no sería el caso si dicho batazo de fly fuera interferido sólo a corta distancia con respecto al home.

3.17  Los jugadores y sustitutos de ambos equipos permanecerán en sus respectivos bancos a menos que estén participando actualmente en el juego o preparándose para entrar en el mismo, o actuando como asistente en primear o tercera base. Nadie excepto los jugadores sustitutos, directores, asistentes, entrenadores y cargabates ocuparán el banco durante el juego.

PENALIDAD:  Por la violación el árbitro puede, después de advertirlo, retirar del terreno al infractor.

A los jugadores de la lista de incapacitados les está permitido participar en las actividades antes del juego y sentarse en el banco durante el encuentro, pero no podrán tomar parte en ninguna actividad durante el desafío, tales como calentar a los lanzadores, gritar o hacer burlas desde el banco a los jugadores contrarios, etc. A los jugadores incapacitados no les está permitido entrar a la superficie de juego en ningún momento o por cualquier finalidad durante el encuentro.

3.18  El equipo local ofrecerá la suficiente protección de policías para conservar el orden. Si una persona, o personas, penetran en el terreno durante un juego e interfiere en cualquier forma, el equipo visitante puede rehusar seguir jugando hasta que el terreno sea despejado.

PENALIDAD:  Si el terreno no fuera despejado en un periodo de tiempo razonable, el cual en ningún caso será menor de quince minutos después de que el equipo visitador haya rehusado continuar jugando, el árbitro puede declarar el juego forfeit a favor del equipo visitador.


Regla 01

Regla 02

Regla 04

Regla 05

Regla 06

Regla 07

Regla 08

Regla 09

Regla 10

  Regla anterior

 Página inicial

Regla siguiente